Municipios 2.0, la presencia de los ayuntamientos en redes sociales

19 Junio 2017

Imagen Destacada
Los ayuntamientos españoles se han subido al carro de las redes sociales y a juzgar por el estudio “Redes sociales digitales en los ayuntamientos españoles. Dinámicas de adopción, estrategias de implementación, usos y recursos”, son usuarios bastante avanzados de estos medios.

Pablo Rodríguez canfranc

A estas alturas toda organización y empresa ha comprendido la importancia de tener una presencia en medios sociales, como una forma de posicionamiento de marca, para llegar directamente a sus clientes o grupos de interés y también para establecer un canal de comunicación directa con la sociedad. La Administración Pública no es una excepción y hemos podido comprobar cómo los gobiernos y otros entes públicos de todo el mundo hacen uso de perfiles en redes sociales, especialmente en las generalistas, como Facebook, Twitter, YouTube y más recientemente Instagram, aunque también en otras especializadas como Govloop o NovaGob, centradas en el mundo de la administración.

La Universidad Autónoma de Madrid y Novagob han querido conocer cómo es el uso que hace la Administración Local de las redes sociales y para ello ha llevado a cabo el estudio Redes sociales digitales en los ayuntamientos españoles. Dinámicas de adopción, estrategias de implementación, usos y recursos, que persigue determinar la presencia de los ayuntamientos en las principales plataformas y conocer cuáles son las principales motivaciones e inhibidores del uso de medios sociales por parte de los entes municipales. Los autores del trabajo han estudiado también las estrategias de comunicación on line de los municipios y los recursos que dedican a ello.

De esta forma, el informe ha descubierto que el 96% de los ayuntamientos españoles de más de 50.000 habitantes cuenta con presencia en medios sociales, lo que demuestra que su uso está prácticamente extendido en la Administración Local.

Atendiendo a cuándo comenzaron a comunicar los ayuntamientos españoles a través de redes sociales, el periodo de mayor creación de perfiles es entre 2009 y 2012, siendo 2011 el de más intensidad. Teniendo en cuenta que 2009 y 2010 son los años en los que la sociedad española se vuelca sobre Facebook, la red más popular, parece que los entes locales asumió esta forma de comunicación a la misma vez que el ciudadano.

A la hora de dilucidar en qué redes están presentes,  existen tres plataformas sociales mayoritarias con una tasa de penetración por encima del 80%: Facebook (95,9%), Twitter (95,9%) y YouTube (82,8%). De lejos siguen otras como Instagram (56,6%), Flickr (43,4%), Pinterest (23,8%) o LinkedIn (21,3%).

El estudio ha medido también la percepción de los responsables municipales sobre el grado de uso de redes de su entidad, encontrando que un 46,7% considera que existe un desarrollo alto y un 8,7% un desarrollo máximo. Por contra, tan solo el 1% percibe un desarrollo mínimo y un 5% un desarrollo bajo.

Otro aspecto estudiado es el grado de uso de redes sociales por áreas o departamentos. De esta forma, la conclusión es que Turismo (68%), Juventud (65,6%) y Participación Ciudadana (48,4%) son los más activos. En un segundo grupo encontramos las áreas de Promoción Económica, Igualdad, Emergencias y Movilidad.

Al ser preguntados los responsables sobre si las redes sociales aportan transparencia a la administración, un 45% afirma que efectivamente han mejorado mucho la transparencia a nivel local; un 21% indica que la mejora de la transparencia ha sido total y un 24% establece que la mejora ha sido media. Solo un 8% responde que la promoción de la transparencia es escasa.

Las principales razones por las consideran oportuno el uso de medios sociales son  proporcionar información (92,6%), fomentar la participación de la ciudadanía (85,2%) e incrementar la transparencia de la Administración (83,6%).

En cuanto a las barreras que encuentra la Administración Local a la hora de implantar una política de comunicación social, los responsables de los ayuntamientos mostraron una mayor preocupación en dos cuestiones: la ausencia de recursos para el control y la evaluación y la ausencia de recursos para el mantenimiento de las redes sociales. Es decir, que las principales limitaciones están asociadas a la carencia de los recursos adecuados para operar eficientemente los perfiles sociales. También fueron mencionadas barreras como la cultura organizativa de la administración y cuestiones formales o legales, como la seguridad y la privacidad, así como los términos de uso legales.

Finalmente, en lo relativo a la planificación de una estrategia con line, el 37,7% de los ayuntamientos de más de 50.000 habitantes que han participado en el estudio no posee ningún plan estratégico, ni tiene previsto realizarlo. Frente a estos, un 34,4% sí que han incluido las redes sociales en sus estrategias tecnológicas o de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.