¿Lograrán la realidad virtual y los asistentes personales salvar las ventas de smartphones?

17 abril 2017

Imagen Destacada
El mercado de los teléfonos móviles sufrió un parón en 2016 y parece que solamente reorientando las estrategias relativas a los contenidos y los servicios ofrecidos se logrará ilusionar al consumidor y estimular las ventas. Los asistentes personales, la realidad aumentada y la realidad virtual pueden ser la clave. (Imagen de portada: FreeImages.com/eric gross)

Pablo Rodríguez Canfranc

Las alarmas han saltado el pasado año entre los fabricantes de teléfonos inteligentes cuando han visto caer la demanda. Samsung, Apple y los fabricantes chinos se han encontrado con un aumento de los stocks en Asia, Europa y Estados Unidos. La principal causa de este fenómeno podría ser el allanamiento tecnológico, es decir, la falta de innovación y nuevas prestaciones que frenan la necesidad del usuario de cambiar de dispositivo.

Kantar Worldpanel ComTech fija en un 2% la cifra de caída de los mercados de Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, España, China, Japón y Australia. El estudio realizado añade que el mercado de smartphones ha alcanzado la madurez y que no puede basar sus expectativas de crecimiento en la llegada de nuevos compradores de dispositivos sino en la reposición de los existentes por otros nuevos.

De esta forma, según Economía Digital las empresas chinas  Huawei, ZTE y Xiaomi están tirando por los suelos los precios de sus productos en Europa, vendiéndolos en ocasiones incluso al precio de coste.

La coreana Samsung tuvo que retirar del mercado su apuesta más reciente, el Galaxy Note 7, pues las baterías del modelo se incendiaban. Hay quien sostiene que las prisas por lanzar el producto antes que la competencia le llevaron a saltarse algunos procesos de calidad.

Y también ha tenido problemas Apple con el sistema operativo iOS 10 pues en los modelos antiguos de iphone se come la memoria y la batería.

Sin embargo, y a pesar de los problemas individuales que puedan aquejar a los fabricantes, la sensación es que solamente una gran innovación tecnológica podrá disparar de nuevo las ventas de teléfonos móviles. El usuario no se ve tentado de cambiar su terminal por otro nuevo que le ofrece unas prestaciones muy similares. La tecnología es este campo tiene que ser capaz de innovar para ofrecer servicios y contenidos nuevos y atractivos, lo suficientemente atractivos como para justificar la compra de un modelo de smartphone más avanzado.

¿De dónde podría venir esa innovación disruptiva que salve al sector? Las esperanzas estaban puestas en los wearables, especialmente en los dispositivos de muñeca. Mas su penetración hasta el momento es desigual entre países, y en cualquier caso, no muy alta. En Estados Unidos unas 40 millones de personas, en torno al 16% de la población, lleva pulseras o relojes inteligentes, mientras que en Europa esa cifra baja hasta el 9%.

El principal problema es que los wearables no han conseguido conquistar un nicho de mercado más allá del deporte y el cuidado de la salud. Son útiles para contar la distancia recorrida, las calorías quemadas, las pulsaciones o la calidad del sueño, pero en otros campos parece que aportan soluciones a necesidades inexistentes, como por ejemplo, recibir notificaciones del móvil en la muñeca. Quizá sea esa la razón de la falta de entusiasmo de los compradores.

Otro candidato a revitalizar las ventas de móviles son los asistentes personales como Siri o Cortana, que aunque llevan presentes en los terminales desde hace algunos años es ahora cuando están dando muestras de verdadera inteligencia artificial. El uso de asistentes es muy desigual alrededor del mundo, desde el 63% de la población China hasta el mero 11% de Francia (en España lo utiliza el 16%), según datos de Kantar. Hay movimientos en el sector para llevar la competencia a este campo; el asistente inteligente de Amazon Alexa ha sido incorporado al terminal Huawei Mate 9.

Las últimas tecnologías que pueden llegar a revolucionar el mercado de los smartphones son la realidad aumentada y la realidad virtual. Ofrecer al usuario una experiencia realmente inmersiva y atractiva a través de su teléfono podría ser la clave para obligarle a renovar su modelo por uno de última generación. En este caso también los agentes del sector toman posiciones. Google ha desarrollado su tecnología de realidad virtual Daydream y Project Tango que va a ser incorporada al Zenfone AR de Asus; el Samsung Gear VR incorpora el sistema Oculus de Facebook; HTC está diseñando una versión móvil para su producto de realidad virtual para ordenador Vive.

La realidad virtual todavía no ha enganchado al usuario medio de teléfono móvil. Una razón puede ser lo caro que salen estos dispositivos que los sitúa fuera del alcance de muchos bolsillos. También puede deberse a la limitación de servicios y contenidos que presenta la realidad virtual pues está excesivamente centrada en el mundo del videojuego.

La realidad aumentada ha tenido mucha mejor acogida, en buena parte gracias al éxito de Pokémon Go, si bien la tecnología para desarrollar un equipamiento para llevar en la cabeza va muy por detrás de la de la realidad virtual.

Una última consideración sobre este tema es que los terminales actuales no están diseñados para el uso de aplicaciones de realidad virtual, de forma que cuando están enganchados a las gafas de VR durante un periodo prolongado se calientan en exceso causando un mal funcionamiento. Es un tema técnico que habrá que resolver.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.