Robots que nos protegen

02 enero 2017

Imagen Destacada
En este post vamos a repasar ejemplos de robots que ya están siendo utilizados o que se han diseñado para realizar su actividad en el ámbito de la seguridad, para ayudar y proteger a las personas.

Javier Carbonell

Llevamos una temporada en la que la preocupación por los posibles efectos de la inteligencia artificial en la sociedad es uno de los principales temas de debate. En este blog hemos ido narrando algunas de estas controversias, por ejemplo, el efecto de los robots en el mercado de trabajo, las dificultades de la convivencia entre sistemas inteligentes y humanos, o las posibilidades de que en algún momento los sistemas inteligentes puedan actuar en contra de las personas.

Este último tema, el de que la inteligencia artificial, al alcanzar un cierto nivel de conciencia, deje de servir al interés general de la humanidad y empiece a actuar para el interés de un grupo concreto o peor aún en su propio beneficio, se encuentra cada vez más en el centro del debate. Este tipo de preocupaciones han llevado a que empresas como Google y Microsoft hayan publicado una serie de normas que ofrecen la versión moderna de las leyes de la robótica que propuso Isaac Asimov en 1942 para regir la convivencia entre personas y máquinas. Otras iniciativas como la alianza Partnership on AI, en la que participan cinco de las empresas tecnológicas más importantes en el mundo, Amazon, Facebook, Google, IBM, y Microsoft, o la creación de un centro para investigar estas situaciones por parte de la Universidad de Berkeley, muestran que se trata de una preocupación global.

La posibilidad que se está considerando en la actualidad de que los sistemas inteligentes y los robots empiecen a jugar un papel más importante en las actividades de seguridad e incluso en operaciones militares, llevan esta preocupación a un nuevo nivel. En este post, vamos tomar un enfoque más positivo y vamos a repasar ejemplos de robots que ya están siendo utilizados o que se han diseñado para realizar su actividad en el ámbito de la seguridad, para ayudar y proteger a las personas.

  • Robots guardianes en prisiones (Corea del Sur). Robot que tiene la capacidad de patrullar en el interior de las prisiones, que puede ser dirigido por control remoto o funcionar de forma autónoma. Son capaces de detectar emociones en los internos y pueden identificar situaciones de peligro y avisar a los otros guardias humanos en caso de que exista algún problema.

  • Drones policía anti-drones. Se sabe que los drones pueden convertirse en un arma también peligrosa ya que a veces son difíciles de detectar y más de interceptar. De esta forma serán capaces de portar desde armas hasta material radioactivo, como sucedió en Japón en la residencia del primer ministro. En este mismo país se está desarrollando un modelo de drone que utiliza una red para cazar otros drones que puedan están entrando en un área restringido.
  • Robots para control de equipaje. El robot Packbot, que se han utilizado en Fukushima, Irán, Afganistán y durante los mundiales de fútbol del año 2014 en Brasil, es capaz de patrullar en zonas de riesgo. Puede detectar paquetes sospechosos o enfrentarse a personas violentas.

Rob1

  • Tabla robótica salvavidas dirigida por control remoto. El Emergency Integrated Lifesaving Lanyard (emily) es una tabla que actúa como salvavidas. Es capaz de alcanzar velocidades de 20 mph para llegar de forma rápida al lugar donde los bañistas se encuentran en el interior del mar.

  • Robot vigilancia. Uno de los modelos más evolucionado es el robot AnBot que ya se está utilizando en China en la terminal 3 del aeropuerto de Shenzhen para realizar acciones de vigilancia. Mide un metro cincuenta, pesa 78 kilogramos y tiene una forma no muy humanoide que recuerda más al famoso R2D2 de la película starwars. Entre sus funciones se encuentran realizar patrullas, reconocimiento facial, servicio inteligente y respuesta ante emergencias. En caso de ser necesario, Anbot puede recurrir a luz y sonido para disuadir a sospechosos. Además, está dotado de un brazo en su parte inferior capaz de soltar descargas eléctricas que puede utilizar en caso de tener que reducir a alguien. Tiene también la capacidad de correr a 18 km/h para poder perseguir a un atacante en el caso de que huya.

Rob2

Nos encontramos por tanto ante una nueva era en la seguridad en la que los robots empiezan a jugar un papel cada vez más importante, reduciendo de esta forma los costes de realizar actividades de vigilancia y también evitando posibles daños al personal de las fuerzas de seguridad. No obstante, son sistemas simples, que en muchas ocasiones se controlan de forma remota, y en otras disponen de sistemas de inteligencia artificial integrados orientados a la realización de actividades muy concretas. Un salto cualitativo en sus capacidades podría provocar un cambio en la percepción que se tiene de ellos, ¿estarías dispuesto a que robots armados patrullaran la ciudad?, ¿Estaríamos creando un skynet fuera de la ficción?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *